Diario de análisis, reflexión y valores   

 

“El caso Sloane”: Una radiografía del mundo del poder y de la alta política

El caso Sloane, dirigida por John Madden, es una película interesante, desbordante de parlamentos enjundiosos, con subtramas valiosas. Una película que te reconcilia con la condición de anónimo ciudadano de clase media.

FICHA TÉCNICA

El caso Sloane (***)

(Estados Unidos, 2016)

Dirección: John Madden

Guion: Jonathan Perera

Reparto: Jessica Chastain, Mark Strong, Gugu Mbatha-Raw, Alison Bill, Jake Lacy, Michael Stuhlbarg, John Lithgow, Douglas Smith, Sam Waterson, Ennis Esmer, Alexandra Castillo, Meghann Fahy, Noah Robbins, Lucy Owen, Raoul Bhaneja

Duración: 132 min

Género: Drama. Thriller

El director británico septuagenario John Madden es un veterano todoterreno, que nos ha dado películas buenas, malas y regulares, abarcando géneros dispares. Recordemos la brillante Su Majestad, Mrs. Brown (1997) sobre la reina Victoria, la popular Shakespeare in love (1998) o la intensa La deuda (2011), protagonizada precisamente por Jessica Chastain. Con El caso Sloane nos ofrece una de sus buenas películas, curiosamente escrita por el joven debutante Jonathan Perera, un descendiente de portugueses afincado en Asia que movió por internet este su primer guion hasta que encontró quien se lo comprase.

La película nos cuenta la campaña que emprende un lobby estadounidense para conseguir que el Congreso apruebe una ley que imponga un control sobre la compra de armas por parte de los ciudadanos. La opinión pública está dividida y la batalla será dura. Para ello, el lobby que dirige Rodolfo Schmidt (Mark Strong) contrata a Elizabeth Sloane (Jessica Chastain), una auténtica tiburón sin escrúpulos que está dispuesta a conseguir el éxito a cualquier precio.

Madden nos ofrece una escalofriante radiografía, sin concesiones del mundo del poder y de la alta política. Un mundo sin escrúpulos ni límites éticos, donde las personas son instrumentalizadas y las víctimas morales se cuentan por decenas. En medio de ese infierno de chantajes y manipulaciones maquiavélicas, Miss Sloane brilla como una loba implacable dispuesta a todo, sin conocer líneas rojas ni códigos deontológicos. El precio que paga es una soledad total, sin familia, sin amigos, sin horarios… y hasta el sexo es contratado para afrontar el vacío de las largas noches. Afortunadamente, también encontramos algunos personajes íntegros y otros que se niegan a cruzar determinadas fronteras morales.

Pero, aunque desfila un reparto innumerable, en esta película hay una protagonista absoluta. Jessica Chastain nos brinda una actuación potente e intensa, que le valió la nominación al Globo de Oro el pasado año. La interpretación de su personaje recuerda la tenacidad de la Julia Roberts de Erin Brockovich (2000) o la frialdad emocional de Meryl Streep en El diablo viste de Prada (2006). Sin duda, estamos ante una película interesante, desbordante de parlamentos enjundiosos, con subtramas valiosas. Una película que te reconcilia con la condición de anónimo ciudadano de clase media.

Escrito por

Director de Cine de la Conferencia Episcopal Española y crítico cinematográfico en medios como 13Tv, Cadena Cope y el semanal Alfa&Omega.

...

Deja tu comentario

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons