Diario de análisis, reflexión y valores    

 

“Aleatoric: Songs for Solstice” . Aki Rissanen continúa su fulgurante carrera musical

El pianista finlandés Aki Rissanen presenta Aleatoric: Songs for Solstice, su nuevo álbum para 2017, en el que apuesta por la complejidad armónica y la mezcla de vanguardias: posromanticismo, impresionismo, minimal y atonalismo combinados en una serie de estampas  postjazz inspiradas por la naturaleza.

FICHA TÉCNICA

Aleatoric: Songs for Solstice

Año: 2017

Sello: Eclipse Music

Músicos: Aki Rissanen (piano), Robin Verheyen (saxo), Markku Ounaskari (batería)

Disponible en iTunesGoogle Play y Spotify

Todavía los hay que se preguntan cómo logró Aki Rissanen hacer del minimal y el jazz una sola pieza, un todo con sentido pleno y vida propia; de dónde surgió aquel crepuscular Amorandom, uno de los álbumes clave del jazz en 2016 y una de las puntas de lanza de la evolución del género en lo poco que llevamos de este siglo XXI. Como los hay que no podrán sustraer de la siempre obsesiva memoria musical el indeleble comienzo del compacto (Pulsar), el imponente solo de su contrabajista (Antti Lötjönen) o los incisivos y perpetuos ritmos marcados por el batería (Teppo Mäkynen).

La trayectoria de este pianista finlandés es para seguirla muy de cerca. Desde sus comienzos en 2008, con La Lumière Noire, valiente presentación a solo, íntima y por momentos oscura, hasta su último lanzamiento, Aleatoric: Songs for Solstice (2017), no ha dejado de plantear sorprendentes fórmulas con las que seguir despejando la incógnita del jazz, elevando el género a nuevos estándares de calidad, forjando una brillante carrera, sólida evolución siempre in crescendo.

Aki Rissanen no deja de plantear sorprendentes fórmulas con las que seguir despejando la incógnita del jazz, elevando el género a nuevos estándares de calidad

En Aleatoric: Songs for Solstice repite su formación preferida, el trío: al saxo, Robin Verheyen y a la percusión, Markku Ounaskari; un grupo que sirve muy bien como ejemplo del enorme potencial creativo del jazz procedente del norte de Europa. También retoma, para el título del álbum, la etiqueta “Aleatoric” que ya nos adelantara en uno de los tracks más notables de Amorandom. Perfecto aviso para el free jazz que inunda la totalidad de un álbum para oyentes avanzados, difícil de seguir en sus comienzos, casi imposible hacia el final.

Aki Rissanen atraviesa e incorpora las corrientes armónicas más vanguardistas de la música clásica contemporánea: desde el posromanticismo de Riverly / Reflections, declarado homenaje a un Scriabin en su faceta más contenida, hasta el atonalismo de Estival / Hibernal Solstice, pasando por momentos inesperados de impresionismo e intermedios minimalistas.

Un verdadero cóctel armónico nada pausado, aunque no exento de mística, gracias al envoltorio temático del álbum, serie de estampas que beben de la naturaleza, principalmente de los mágicos solsticios de verano e invierno; ambas piezas encarnan los trabajos más elaborados y complejos del trío, aderezadas con la presencia de otros elementos del cielo y la tierra, un esotérico Celestial Spheres con esforzada interpretación de la batería y un divertido Bird Vision, nada que ver con respecto al presentado en Amorandom, donde el papel protagonista recae en la intrépida voz del saxo.

Foto de portada: Carátula del disco Aleatoric: Songs for Solstice | Eclipse Music
Escrito por

Periodista, músico y crítico cultural. Profesor de Comunicación Digital en la USP CEU. Profesor asociado del CEU Institute for Leadership, Ethics and Advanced Development. @ferbovi

...

Deja tu comentario

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons