Diario de análisis, reflexión y valores    

 

Ser o no ser un ‘youtuber’: cuando mantener la fama se convierte en una forma de trabajar

El famoso youtuber español Rubén Doblas, más conocido como ElRubius, decide retirarse de forma temporal. Un ejemplo de cómo un hobby pasa a convertirse en un medio de vida, la diversión queda eclipsada por la presión y se transforma en ansiedad.

Han pasado ya unos años desde que empezamos a conocer las primeras aventuras de los youtubers más populares y ahora sucede que algunos tan famosos como ElRubius deciden que lo dejan porque les supera el estrés y la ansiedad. Eso se llama madurar y crecer como profesional, y simplemente son las consecuencias de que un hobby, que resulta que, en ocasiones, además te hace ganar mucho dinero, pasa a ser un trabajo. Ahora la diversión está eclipsada por la presión que dice sentir el ya no tan joven Rubén Doblas por la necesidad de ser creativo y generar contenidos de calidad de manera regular. ElRubius ya está más cerca de la treintena que de ser un alocado veinteañero y lleva siete años haciendo vídeos sin parar y acumulando más de 29 millones de seguidores, lo que lo ha convertido en el youtuber más popular de España y el tercero del mundo.

Y es que la fama cuesta, como decía aquella profesora de baile en la cabecera de la conocida serie con el mismo nombre tan popular en los años ochenta. Y la de verdad, la fama que no es efímera, a nadie se la regalan. El público busca héroes de barro en los que fijarse aunque utilicen un lenguaje malsonante y dediquen su vida a estar delante de un videojuego o realmente no hagan nada, o simplemente entretener. Cuando te conviertes en un personaje popular, y más si hay una pantalla de por medio y un producto audiovisual, el espectador se vuelve más exigente y esa espiral de oferta y demanda ya no hay quien la frene. En los canales de YouTube sucede esto y por eso la plataforma de vídeos online se ha convertido ya en un medio, porque se reclama un contenido de manera constante, también cada vez de mayor calidad, con una periodicidad que reclaman los suscriptores, que no perdonan la traición de una semana, a veces ni siquiera un día, sin publicar.

Las seis claves del éxito ‘youtuber’ . Un fenómeno que reinventa la comunicación

Todo esto los youtubers profesionales como ElRubius lo saben y las reglas del juego a la hora de monetizar han cambiado. YouTube ha establecido unas nuevas normas y solo ganarán dinero con sus vídeos los que tengan más de 1.000 suscriptores y consigan registrar más de 4.000 horas de visualizaciones anuales. Además, endurece la revisión de los contenidos de los canales más populares para evitar casos como el del youtuber Logan Paul, de 22 años, que publicó un vídeo con unos amigos burlándose de un cadáver hallado en Aokigahara, un bosque en el noroeste de Japón cercano al Monte Fuji, conocido popularmente como el bosque de los suicidios.

Se establecen, por tanto, límites morales porque YouTube se ha dado cuenta de que una buena parte de su público habitual son menores y un equipo humano revisa el contenido de los canales con más suscriptores para controlar incluso hasta el empleo del lenguaje soez.

ElRubius no se despide de forma definitiva

ElRubius dice en su vídeo, que realmente no suena a despedida definitiva porque titula “Me voy a dar un tiempo”, tampoco afirma que se va para siempre (y además termina con rótulo de “volveré pronto”), que lo deja porque cada vez es más complicado ser él mismo y dar el cien por cien en sus vídeos. Puede que esta exigencia a la que dice estar cada vez más sometido tenga o no que ver con estas limitaciones de YouTube, igual con la competencia, o con vivir en una realidad paralela al mundo real. Dice que le encanta hacer vídeos, que echará de menos su micrófono de última generación, pero que necesita ver cómo es todo desde fuera y no preocuparse de las opiniones, buenas y malas, que se publican acerca de él.

No se refiere tanto a su trabajo sino a su figura y a su imagen, a un yo que no deja de ser el centro de todo y que favorece el exhibicionismo que te otorga y facilita YouTube como medio. Y es que ser un icono, un referente quizás para muchos chavales y ser constantemente evaluado no es sencillo de afrontar. Ahora es más complicado, además, por la presión que ejercen las redes sociales y la rapidez con la que todo trasciende y se viraliza a la velocidad de un simple clic. Tampoco ayuda el hecho de que ahora, como youtuber, tengas que afrontar que ya no vas a tener tanta libertad y que debes de cumplir unas normas porque lo que haces ya no es una diversión sino un trabajo.

YouTube tiende a la profesionalización y eso es positivo, por un lado, porque incrementa su valor y respeto como medio de comunicación y como vehículo de contenidos de entretenimiento o incluso formativos que ya incluso las televisiones generalistas tienen en cuenta como opción de éxito de audiencia de cara a un público más joven.

Imagen de portada: El famoso youtuber Rubén Doblas, más conocido como ElRubius, en un evento | Agencia EFE
Escrito por

Doctora en Periodismo por la UCM. Ha trabajado en la Cadena SER en Deportes y en el informativo “Hora 14”. En televisión ha sido presentadora en CNN+ (informativos y deportes) y en Deportes CUATRO, edición Fin de Semana. ​

...

Deja tu comentario

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons