Diario de análisis, reflexión y valores    

 

El ‘Teatro del aire’ vuelve a levantar el telón . Prisa Radio innova y reinventa los podcast

La escucha por la red a través del podcast permite satisfacer, de forma asequible, la sed de dramáticos de un segmento de audiencia, significativo, pero no tanto como para que lo pueda atender una radio generalista en su programación. Y permite hacerlo con nuevas producciones, como ‘Negra y criminal’ de la Cadena SER o ‘El gran apagón’ de Podium.

El lector avisado sabe que el éxito actual de las series de televisión no es más que un nuevo brote en la continuidad de un fenómeno, la serialidad, que se remonta muy atrás en la historia y que está íntimamente unido al ser humano, pues hay vestigios de narraciones por entregas desde el origen de los tiempos, primero oralmente, luego escritas y, más tarde, sonoras y audiovisuales. Nada nuevo bajo el sol. De hecho, en buena medida, como en tantos otros contenidos –informativos, retransmisiones deportivas, concursos, etc.- la televisión ha bebido en las fuentes radiofónicas a la hora de crear sus ficciones, adaptando todos y cada uno de los géneros y haciéndolos suyos mediante la fuerza de la imagen. Otra deuda impagable con su madre, que no su hermana pequeña, como algunos pueden pensar, equivocadamente.

Pero la radio también es deudora de la literatura, pues le dio la oportunidad de adaptar –con  brillantez- desde los folletines a las obras maestras; y de la tecnología, que le ha permitido sobrevivir a lo largo del tiempo haciendo frente a las distintas amenazas. Gracias, entre otras invenciones, a la FM, al transistor y, más recientemente, a internet, mantiene el pulso a punto de cumplir cien años y bien entrado el siglo XXI.

Pues bien, hablamos de literatura y tecnología al referirnos al renacer, como ave fénix, de la ficción radiofónica, en general, y del mítico espacio ‘Teatro del aire’, en particular. La escucha por la red a través del podcast permite satisfacer, de forma asequible, la sed de dramáticos de un segmento de audiencia, significativo, pero no tanto como para que lo pueda atender una radio generalista en su programación. Y permite hacerlo con nuevas producciones, como ‘Negra y criminal’ de la Cadena SER o ‘El gran apagón’ de Podium.

No son las únicas iniciativas que han puesto en marcha ambas unidades de negocio de PRISA Radio, sino que han establecido un círculo virtuoso de colaboración por el que comparten y ofrecen a la audiencia sus producciones, como está ocurriendo durante este verano, particularmente en el fin de semana. Entre ellas, destaca ‘El teatro del aire’, producción estrella de los ‘Esenciales’ de Podium y paradigma de la rica producción dramática de la radio de la posguerra, el desarrollismo y la Transición, debida, en buena medida, a Robert S. Kieve. Este asesor formado en la Universidad de Harvard fue uno de los artífices del predominio de la ficción durante más de tres décadas.

https://twitter.com/ElGranApagon/status/885440759738118146

Fue Kieve quien, entre sus consejos a los directivos y programadores de la Cadena SER, propuso poner en marcha el concurso ‘Tu carrera es la radio’, del que surgieron voces como Juana Ginzo o Pedro Pablo Ayuso y guionistas como Guillermo Sautier o Luisa Alberca. La labor de genios radiofónicos como Antonio G. Calderón, en Radio Madrid, y Armad Blanch, en Radio Barcelona, al frente de los cuadros de actores, hizo el resto. A partir de entonces, la ficción se adueñó de las parrillas con los más diversos géneros, siendo la reina de este fenómeno la Cadena SER, seguida de cerca por Radio Nacional de España.

Siempre se ha dicho que, mientras la emisora comercial triunfaba con series de gran audiencia pero de baja calidad y producidas a destajo, era la radio pública la que sobresalía con cuidadas producciones de textos literarios selectos. Ciertamente, no fue así. En efecto, la Cadena SER produjo innumerables folletines, como ‘Ama Rosa’ o ‘Lo que nunca muere’, seriales infantiles, policiacos, wésterns y humorísticos, pero sin descuidar las adaptaciones de clásicos emitidas en ‘El teatro del aire’, un espacio dirigido por Antonio G. Calderón. Este programa se inspiró en el mítico ‘The Mercury Theatre on the Air’, emitido por la CBS estadounidense la noche de los domingos, bajo la batuta de Orson Welles. Cada semana, salía al aire “de costa a costa” una obra literaria sabiamente adaptada, como fue el caso de ‘La guerra de los mundos’.

En ‘El teatro del aire’ tuvieron cabida desde los clásicos griegos, con corifeo incluido, Cervantes, Shakespeare, Calderón, Lope de Vega, Molière, Benavente, Zorrilla, Wilde, Dostoievski, Chéjov e Ibsen, hasta Neville y Jardiel Poncela, pasando por Buero Vallejo y Sastre. La presencia en el listado de autores como estos últimos confirma que el tira y afloja que mantuvo Antonio G. Calderón con la censura durante el régimen de Franco no se ciñó a ‘Hora 25’. Entre tanto, de forma paralela, también con éxito de audiencia, Radio Nacional de España puso en antena desde Barcelona ‘El teatro invisible’, con la dirección de Joaquín Soriano.

Repasando la hemeroteca, da la impresión de que algunos interpretaron como definitivo el ocaso de la ficción, arrollada por la inagotable producción televisiva. En cambio, otros radiofonistas, como Miguel Ángel Nieto (discípulo de Bobby Deglané, presentador de las galas musicales del Price, primera figura de Antena 3 Radio y maestro de alumnos y profesores en la Universidad CEU San Pablo), consideraban que, simplemente, los dramáticos habían caído en un letargo, del que acabarían despertando, antes o después. Fue una premoción. Así, si bien ha pasado mucho tiempo de estas emisiones, su recuerdo ha perdurado en la memoria y, a ejemplo de Fray Luis de León -“como decíamos ayer”-, ‘El teatro del aire’, desempolvado, ha vuelto a las ondas. Ojalá sea solo el principio de una nueva etapa de oro para la ficción radiofónica en España.

Escrito por

Decano de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Comunicación de USP CEU. Ha sido editor superior de los servicios informativos de Onda Cero.

Ultimo comentario
  • Me habeis dado una alegría con el regreso de los dramáticos. Gracias 🙂

Deja tu comentario

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons