Diario de análisis, reflexión y valores    

 

“La Escuela de Periodismo de El Debate” . Así empezó en España la formación de periodistas

CEU Ediciones y Ediciones APM publican La Escuela de Periodismo de El Debate, del periodista y profesor Juan Cantavella. La obra, en clave de ensayo y resultado de un exhaustivo estudio, es la primera investigación completa acerca de la entidad educativa precedente de las actuales facultades de Comunicación españolas. Desde febrero, El Debate de Hoy nació como continuación de El Debate histórico y con la aspiración de dar continuidad a la gran labor profesional y humana que realizó aquel periódico, cuya estela aún se recuerda en España al cabo de un siglo.

Quienes hablan del catolicismo como fuerza inmovilista y tradicional, y creen a los católicos personas anticuadas de opiniones y costumbres añejas, no solo proyectan la imagen de un modelo mental equivocado: se olvidan de buena parte de nuestra historia. Libros como La Escuela de Periodismo de El Debate. Primeros pasos para la formación de periodistas en España, del periodista y profesor Juan Cantavella (CEU Ediciones / Ediciones APM), sirven muy bien al propósito de romper estos esquemas, al tiempo que nos descubren el fascinante, y por muchos insospechado, origen de aquello que disfrutamos hoy.

Escuela de Periodismo de El Debate

JUAN CANTAVELLA | LA ESCUELA DE PERIODISMO DE EL DEBATE | CEU EDICIONES/EDICIONES APM | 2017 | 260 PP | 15 €

En concreto, cómo la Iglesia, el catolicismo, a iniciativa de la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP) y su gran diario, El Debate, liderados por Ángel Herrera Oria, fundaron en 1926 el primer centro de formación para periodistas de la historia de España, iniciando a contracorriente, a pesar de los recelos de sus contemporáneos, y siguiendo los ejemplos más avanzados del escenario internacional del momento, la formación superior de los periodistas y la profesionalización del periodismo. Dignificaron un oficio que hasta entonces se había tenido en muy baja concepción, ejercido por arribistas de paso hacia la política, literatos sin blanca o personas en busca perpetua de sentido, cuyo ejercicio no exigía ni admitía una sólida formación académica, porque el periodista no “se hace”, si acaso “se nace”.

Los propagandistas católicos transformaron el paradigma periodístico, provocando una auténtica revolución cuya feliz repercusión nos llega hoy a la manera de estudios universitarios: la Escuela de Periodismo de El Debate se convirtió en el precedente de las actuales facultades de Comunicación españolas. Desde la madrileña calle Colegiata, nº 7, primero, donde ocupó una biblioteca, hasta la cuarta planta de Alfonso XI, nº 4, después, donde disfrutó de un local propio con sala de reuniones, biblioteca y cinco aulas, la Escuela construyó un programa de estudios inspirado en las enseñanzas de la Universidad de Columbia (Nueva York) y la práctica del periodismo, en diarios como The Globe, The World y The New York Times, tomando además como referente la sólida tradición humanística europea. Exigió seriedad, esfuerzo y abnegación para sus alumnos, ofreciendo a cambio una enseñanza periodística integral en Redacción, Arte y Confección del periódico, Administración y Publicidad y materias transversales de diferentes áreas del conocimiento que, para más señas, acabó regalando al periodismo español con un total de siete directores de diarios.

La Escuela construyó un programa de estudios inspirado en las enseñanzas de la Universidad de Columbia (Nueva York) y la práctica del periodismo, en diarios como The Globe, The World y The New York Times

El relato de esta gran hazaña no nos era desconocido hasta el momento. Además de la aportación de Félix de Luis Díaz, hijo del segundo director de El Debate, Francisco de Luis, en Francisco de Luis. Del periodismo a la política y al mundo de la empresa, se han acercado a la temática profesores investigadores y periodistas como María Alcalá-Santaella, en Herrera Oria, maestro de periodistas: la Escuela de Periodismo de El Debate (1926-1936), José María Legorburu, en Ángel Herrera Oria. Algunos apuntes sobre su faceta periodística (ambos capítulos recogidos en la obra colectiva Ángel Herrera Oria y los propagandistas en la educación), así como el propio Juan Cantavella, en múltiples de sus obras dedicadas al estudio de El Debate y la Editorial Católica, algunas en colaboración con José Francisco Serrano. Si bien La Escuela de Periodismo de El Debate es el primer monográfico dedicado por entero a la iniciativa, en clave de ensayo, escrita con exhaustividad y, al mismo tiempo, singularmente interesante en su lectura.

Quienes han seguido otras aportaciones académicas del autor saben a qué me refiero. No es una investigación al estilo de las que conocemos hoy, repleta de datos, referencias y continuas citas que acaban por silenciar las aportaciones de su autor; está lejos, por igual, de ser un manual al uso de historia del periodismo, de frases rectas, proposiciones de escasa originalidad e informaciones manifiestas. La Escuela de Periodismo de El Debate es más bien una apasionante e inspirada crónica acerca del periodismo de ayer y de hoy; acerca de la evolución que disfrutó el periodismo en nuestro país hasta convertirse en verdadera enseñanza y profesión.

La doble condición de su autor como periodista y profesor se dejan notar. De la primera se deriva la originalidad de la narración y su escritura; el libro se disfruta de principio a fin. De la segunda, el rigor académico que exige la ocasión ya mencionada: la primera investigación completa y exhaustiva acerca de esta entidad educativa. Ahí es nada.

La Escuela de Periodismo de El Debate es una apasionante e inspirada crónica acerca del periodismo de ayer y de hoy; acerca de la evolución del periodismo español hasta convertirse en verdadera enseñanza y profesión

El libro reúne, además, materiales de incalculable valor e interés documental, como diversos extractos de los programas docentes, los editoriales y conferencias publicados por el diario El Debate en seguimiento a las asignaturas impartidas en su Escuela o los testimonios, indirectos, debido al tiempo transcurrido, de profesores y alumnos que pasaron por sus aulas.

Profesores y alumnos que, en cierto sentido, siguen pasando por ellas, porque si bien la Escuela de Periodismo de El Debate tuvo que poner fin a su aventura en 1936 con el estallido de la Guerra Civil, le siguieron otras que cotinuaron su estela y mantuvieron vivos sus principios hasta 1970, año en el que, por fin, aunque tarde, los estudios de Periodismo se integraron el seno de la universidad. Desde entonces, todos los periodistas somos herederos de El Debate. Es necesario conocer la historia a través de esta lectura obligada para alumnos y profesionales del periodismo de hoy, acerca de la verdadera génesis de sus estudios y profesión.

Imagen de portada: Detalle de la portada de La Escuela de Periodismo de El Debate | CEU Ediciones/Ediciones APM
Escrito por

Periodista y crítico cultural. Profesor de Comunicación Digital en la USP CEU. Profesor asociado del CEU Institute for Leadership, Ethics and Advanced Development.

Ultimo comentario
  • Muy buen libro y por supuesto muy buen articulo. Enhorabuena.

Deja tu comentario

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons