Vidal Arranz

Valladolid, 1966. Comencé en esto del periodismo en 1989 en El Norte de Castilla. Trabajé en El Mundo-Diario de Valladolid y El Mundo de Castilla y León durante 20 años, los últimos tres como director. Ahora me ocupo de nuevo en El Norte de Castilla de reportajes culturales, sociales, artículos de opinión, entrevistas y lo que se tercie. Siempre buscando en el pajar la aguja de la verdad.

imagen

Blas Bombín: «Las adicciones van a más porque nuestra sociedad cada vez es más frágil»

Esta debilidad «tiene más posibilidades de convertirse en un problema en sociedades como las nuestras, donde abundan valores como la inmediatez o la búsqueda del placer por encima de todo, que son un excelente calvo de cultivo para estos comportamientos», asegura el doctor Bombín.

Demonios interiores y anhelo de Dios

Demonios interiores y anhelo de Dios

Por primera vez se publican en castellano las letras completas de Nick Cave, el cantautor del amor, la oscuridad, la desolación y la esperanza trágica.

La conciencia insobornable de Miguel Delibes

La conciencia insobornable de Miguel Delibes

Libre, independiente, rebelde y militante del humanismo cristiano. Claves de la figura de Delibes que ayudan a entender algunas dimensiones de su vida y su obra.

Lo esencial es invisible

Lo esencial es invisible

El Principito, de Antoine de Saint-Exúpery, es una obra esencialmente religiosa que pone a prueba el rechazo de nuestro presente a toda trascendencia

La música sagrada de Morricone

La música sagrada de Morricone

La música de Ennio Morricone añade a las imágenes una capacidad de elevación y un hálito de esperanza. En sus melodías late una épica, un vigor y un amor por la vida que en las películas apenas se explicita.

Y la Madre María se apareció a los Beatles

Y la Madre María se apareció a los Beatles

La canción Let it be puede interpretarse como un fogonazo católico de Paul McCartney con una religiosidad tan evidente que provocó el enfado y sabotaje de John Lennon.

¿Fascismo? ¿Qué fascismo?

¿Fascismo? ¿Qué fascismo?

¿De dónde nace esta ceremonia de la confusión en torno al fascismo? Umberto Eco y su forma de afrontar la cuestión es la que impregna hoy el debate.