Aquilino Duque

Poeta y escritor. Cursó estudios medios y superiores en Sevilla y amplió estudios en Inglaterra y Estados Unidos. Cultivador de géneros diversos, tiene el premio “Washington Irving” de cuentos, el “Leopoldo Panero” y el “Fastenrath” de poesía, más el Nacional de Literatura por su novela El mono azul.

imagen

Telarañas de España y el género de la Transición

A cada régimen político hay que juzgarlo en su contexto histórico. Tanto la monarquía de Sagunto como la II República serían justificables de no ser por el empeño que pusieron en tenerlas por modelo los padres espirituales de la presente Transición.

El fecho del imperio

El fecho del imperio

El declive del Imperio estadounidense aviva la pugna de otros líderes por asumir ese papel hegemónico. El turco Erdogan aspira a liderar el mundo islámico y no duda a la hora de actuar en lugares tan simbólicos como la Basílica de Santa Sofía.

Sueños de grandeza

Sueños de grandeza

La Hispanidad no es una ideología, sino una realidad histórica y cultural, que por cierto hicieron suya izquierdistas de nota como Trotsky.

Los tres golpes y el rechinar de dientes

Los tres golpes y el rechinar de dientes

La «memoria histórica» ha ido imponiendo un estado de opinión según el cual llamamos «reconciliación» a la operación de abrir impunemente heridas que creíamos cicatrizadas.

La patria y sus hijos pródigos

La patria y sus hijos pródigos

El socialista Alfonso Guerra asumió el papel de «malo», junto al «bueno» de Felipe González. Ahora se muestra alarmado ante un Gobierno como el actual.

Los ‘malditos’ del «Tenorio» o la clerecía de la Modernidad

Los ‘malditos’ del «Tenorio» o la clerecía de la Modernidad

Un repaso histórico a ese difuso grupo que son los «intelectuales». Un recorrido en el que se cruzan personajes como Julien Benda, Juan de Mairena o Melquíades Álvarez Miranda.

El tiovivo y los trescientos

El tiovivo y los trescientos

Nuestro hombre en la CIA es un libro que habla de ciertos movimientos intelectuales en la España de los sesenta, con Pablo Martí Zaro como hilo conductor.

Tiempo de catarsis

Tiempo de catarsis

Hay que felicitarse de que una plaga como la presente haya irrumpido en nuestra patria con la siniestra en el poder. Lo malo es que, una vez más, cuente con la complicidad de la derecha vergonzante.